El reto de Herrera no será fácil: desaceleración, austeridad… y convencer a AMLO

Al nuevo secretario de Hacienda, Arturo Herrera, se le vio incómodo. El video con el que se informó su nombramiento se volvió viral de inmediato porque se veía muy rígido y serio junto al presidente Andrés Manuel López Obrador, y porque veía para todos lados, como si buscara la salida más cercana.

Su trabajo nunca iba a ser fácil. México enfrenta una desaceleración del crecimiento, limitaciones presupuestarias, inquietudes sobre su solvencia crediticia y una relación impredecible e inestable con Estados Unidos, su mayor socio comercial.

Para los observadores del país, el nerviosismo de Herrera en el video mientras López Obrador hablaba reveló otro desafío aún más apremiante para el nuevo titular de Hacienda. ¿Cómo convencer a un presidente que parece querer tomar todas las decisiones?